viernes, 23 de marzo de 2012

En Espacio Juvenil el taller: "Trata de personas"

De nueva cuenta Espacio Juvenil y Save the children buscan informar a los jóvenes sobre sus derechos y sobre aquellas situaciones de riesgo en las que éstos podrían verse violentados y para ello el tema del que se está hablando en los talleres es el de LA TRATA DE PERSONAS.
La trata de personas es un delito que atenta contra los derechos de hombres, mujeres, niños y niñas, se ha convertido en un fenómeno social importante que se ha incrementado en forma alarmante en los últimos años, debido a las difíciles condiciones de vida en los países menos desarrollados, al endurecimiento de las políticas migratorias en los países industrializados y al hecho de que por mucho tiempo estos fenómenos no fueron considerados como un problema estructural sino como una serie de episodios aislados.
La ONU define la trata de personas como: La captación, el transporte, el traslado, la acogida o la recepción de personas, recurriendo a la amenaza o al uso de fuerza u otras formas de coacción, al rapto, al fraude, al engaño, al abuso de poder o de situación de vulnerabilidad o a la concesión o recepción de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre otra, con fines de explotación. Esa explotación incluirá, como mínimo, la explotación de la prostitución ajena u otras formas de explotación Sexual, los trabajos o servicios forzados, la esclavitud o practicas análogas a la esclavitud, la servidumbre o la extracción de órganos.
Existen tres elementos fundamentales de la trata de personas que están estrechamente vinculados entre sí y constituyen por ley la asignación de esta ésta como un delito: la actividad (o el enganche), los medios (o la forma en que se engancha) y el propósito o fin que de manera clara y precisa suele ser la explotación en cualquiera de sus diferentes modalidades.
Según el gobierno mexicano, más de 20.000 niños y niñas mexicanos, en su mayoría menores de 10 años y entre 13 y 16, son víctimas de la explotación sexual originada por la trata cada año en donde las zonas fronterizas y turísticas de nuestro país tales como Tijuana, Ciudad Juárez, Acapulco y Cancún fungen como lugares claves para el enganche, el traslado y la recepción de victimas.
Otras de las entidades de nuestro país con mayor riesgo de vulnerabilidad son el Distrito Federal, Baja California, Chiapas, Chihuahua, Guerrero, Oaxaca, Tlaxcala y Quintana Roo; lugares en los que operan las 47 bandas que han sido detectadas en México de crimen organizado especializadas en la trata de personas de modo sexual y laboral.
Nuestros jóvenes beneficiarios ya son conocedores del tema, sin embargo les presentamos un video elaborado por UNICEF en colaboración con el grupo musical Calle 13 y un importante canal de videos a nivel internacional ya que es importante repasarlo y hacer conciencia sobre las múltiples situaciones de riesgo en las que ellos pueden caer debido a los elementos de vulnerabilidad a su alrededor: situación geográfica, comunidad, condición socioeconómica, su edad, contexto sociocultural, familiar y la poca o nula información que aún muchos jóvenes tienen sobre el tema de la trata de personas.






Muchos jóvenes reflexionaron e hicieron una pregunta en particular: ¿Qué podemos hacer nosotros ante esta situación?





Es claro que este fenómeno es social y no discrimina género ni edad, por ello es importante que las y los jóvenes sepamos cuidarnos especialmente a través de las redes sociales, ya que es un medio en el que existe un alto grado de riesgo pues muchos enganchadores localizan a sus víctimas a través de sitios en internet para después contactarse con ellas, a través de engaños, con fines de explotación, principalmente sexual.
Entre las modalidades de prevención que las y los jóvenes propusieron se encuentran las siguientes:
• Poner como privado tu perfil en las redes sociales.
• Aceptar solamente a amigos que conozcas en persona y no a desconocidos ni a amigos en común con tus amigos.
• No publicar los lugares en los que te encuentras o a los que con regularidad asistes.
• No publicar con quien estás y en qué lugar o lugares.
• No publicar un itinerario de tus actividades diarias.
• No publicar fotos comprometedoras o privadas en donde tu cuerpo se vea expuesto (ropa interior, traje de baño o en posiciones raras).
• No agregar el lugar dónde vives, trabajas o estudias.
• No agregar quiénes son tus familiares más cercanos.
• No agregar información personal sobre ti o mejor agregar falsa, como por ejemplo: un sobre nombre.


Creado por: Stephanie Agosto Mendoza.
Promotora de Espacio Juvenil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario